¿Es válida la doble escala salarial que establece diferencias retributivas entre trabajadores nuevos y veteranos?

El TS declara válida la doble escala salarial prevista en el convenio colectivo de empresa al entender que las diferencias retributivas entre trabajadores nuevos y veteranos están justificadas porque obedecen a un proceso de formación y capacitación tras el cual las retribuciones se igualan.


Sentencia del TS - 29/10/2019 en materia de Doble escala salarial
Resumen

El TS declara válida la doble escala salarial prevista en el convenio colectivo de una empresa al entender que las diferencias retributivas entre trabajadores nuevos y veteranos están justificadas porque obedecen a un proceso de formación y capacitación cuya duración máxima es de treinta meses, momento en el que las retribuciones se igualan.

Supuesto de hecho
  • El convenio colectivo de una empresa establece para los trabajadores contratados a partir del 01/01/2016, un itinerario formativo con distintas fases que deben superar durante el tiempo marcado como máximo en función de la valoración del puesto de trabajo que desempeñan. 
  • Durante ese proceso de formación o aprendizaje, los trabajadores de nuevo ingreso percibirán un salario inferior al del resto de la plantilla que se incrementará con el paso del tiempo con un límite de 30 meses para los puestos de mayor dificultad, momento en el que sus retribuciones se igualan a las de los veteranos. 
  • Un sindicato acude a los Tribunales alegando que las diferencias salariales entre trabajadores noveles y veteranos previstas en el convenio colectivo, constituyen una doble escala salarial ilícita.

Consideraciones jurídicas
  • La cuestión litigiosa consiste en determinar si la diferencia retributiva que el convenio colectivo establece para los trabajadores nuevos constituye una doble escala salarial válida. 
  • En primer lugar, el TS recuerda que la doctrina ha venido declarando la nulidad de las dobles escalas salariales que establezcan diferencias retributivas entre los trabajadores por la sola y única circunstancia de su fecha de ingreso en la empresa. 
  • En cambio, se ha venido admitiendo la posibilidad de que el Convenio Colectivo establezca diferencias cuando estas tengan una justificación objetiva y razonable que salve esa diferencia de trato que en otro caso resultaría contraria al principio de igualdad. 
  • Para que la diferencia salarial pueda ser conforme al principio de igualdad, será necesario que el convenio colectivo establezca la diferencia de modo transitorio, asegurando su desaparición progresiva. 
  • En el supuesto concreto, existe un proceso de formación en escuela formativa (fase de validación), a la que sigue otra fase de calificación bajo el control de un mánager de área multifuncional y de un tutor, que termina con la fase de homologación y el posterior paso al salario del puesto de trabajo. 
  • De esta manera, el salario de ingreso previsto en el convenio colectivo de empresa se va adaptando a cada una de esas fases que tienen un salario diferente que se fija en función del tiempo de prestación de servicios y de la valoración de la dificultad del puesto de trabajo que se va a ocupar. Siendo de resaltar que los plazos de valoración son máximos, lo que supone que la homologación y el paso al cobro del salario del puesto de trabajo se puede producir antes de su agotamiento.  
  • Por tanto, no existe un trato peyorativo de los trabajadores noveles cuando ingresan, ya que el desigual salario está justificado objetivamente en que no tienen la misma capacidad funcional y experiencia que los veteranos. 
  • Consiguientemente, la diferencia retributiva obedece a la existencia de una causa justificada, ya que la exigencia de un proceso de formación y capacitación previa no se perpetúa en el tiempo porque, como máximo a los 30 meses, las retribuciones se igualan.

Conclusión Lexa

Para el Tribunal Supremo, las diferencias salariales entre trabajadores de nuevo ingreso y el resto de la plantilla estarán justificadas cuando se base en la exigencia de un proceso de formación que no se perpetúa en el tiempo. En ese sentido, la sentencia declara válida la doble escala salarial prevista en el convenio colectivo de una empresa al entender que las diferencias retributivas entre trabajadores nuevos y veteranos responden a un proceso de formación y capacitación cuya duración máxima es de treinta meses, momento en el que las retribuciones se igualan.

Enlace

Haga click en el código roj y será copiado a su portapapeles.
Péguelo en el campo Nº ROJ de la página del CENDOJ para realizar la búsqueda.