Sentencia del TSJ de Madrid de 21 de mayo de 2020. ¿Puede la empresa despedir a una trabajadora por solicitar una adaptación de jornada cuando se le ha negado la posibilidad de teletrabajar?

El Tribunal de 1ª Instancia de Madrid, considera nulo el despido de una trabajadora, a raíz de la solicitud de adaptación de jornada. Ante dicho fallo la empresa presenta recurso de suplicación ante el TSJ de Madrid alegando la vulneración del principio de indemnidad. Finalmente, el TSJ confirma la sentencia de instancia.


Sentencia del TSJ - Comunidad de Madrid - 21/05/2020 en materia de Despido
Resumen

El Tribunal de 1ª Instancia de Madrid, considera nulo el despido de una trabajadora, a raíz de la solicitud de adaptación de jornada. Ante dicho fallo la empresa presenta recurso de suplicación ante el TSJ de Madrid alegando la vulneración del principio de indemnidad. Finalmente, el TSJ confirma la sentencia de instancia.

Supuesto de hecho
  • Una trabajadora demanda a una empresa alegando que su despido es nulo por vulnerar su derecho a la adaptación de jornada.
  • El Juzgado de Primera Instancia de Madrid estima la demanda al constatar dicha vulneración de dicho derecho.
  • Disconforme con el fallo, la empresa presenta recurso de suplicación ante el TSJ de Madrid alegando que el tribunal de instancia ha vulnerado el derecho a la tutela judicial efectiva (en su vertiente de indemnidad) por no dejarle presentar pruebas.
Consideraciones jurídicas
  • La cuestión litigiosa consiste en determinar si la sentencia de instancia ha vulnerado el derecho a la tutela judicial efectiva (en su vertiente de indemnidad) de la empresa por negarle a la presentación de pruebas.
  • El TSJ de Madrid, considera que se vulnera el derecho a la tutela judicial efectiva (en su vertiente de indemnidad) siempre y cuando dicha prueba sea muy importante para el devenir del juicio. Además, remarca también el TC, que dichas pruebas deben alegarse en el momento procesal oportuno.
  • El TSJ de Madrid en consonancia con el Tribunal de Instancia considera que el despido de esta trabajadora no es más que una reacción a lo solicitado por esta.
  • Además, considera que la justificación dada por la empresa es muy sucinta y confusa, toda vez que no se basa en hechos objetivos que fundamenten su decisión. Es decir, en el caso en cuestión correspondía a la empresa probar “el rendimiento deficiente” de esta trabajadora, cosa que no pudo hacer en el juicio.
Conclusión Lexa

El TSJ de Madrid, desestima el recurso de suplicación interpuesto por la empresa al considerar que no se ha vulnerado ningún derecho fundamental. Además, no se ha conseguido probar por parte de la empresa los hechos que dieron lugar al despido. Todo ello, a pesar de que la juez de instancia no dejo presentar las pruebas que avalaban el despido.

Enlace

Haga click en el código roj y será copiado a su portapapeles.
Péguelo en el campo Nº ROJ de la página del CENDOJ para realizar la búsqueda.